La boda de Joaquin & Sara fue de esas bodas que a todos los fotógrafos nos gusta hacer, una pareja guapa, que además te dan libertad para hacer lo que les planteas y con unas ideas muy claras de lo que querían, que no era otra cosa que tener unas fotografías de la fiesta de amigos en el hotel con los preparativos previos (No hubo ceremonia) y luego un reportaje post-boda donde mezclar como bien dijo en la entrevista Joaquin, la belleza y el caos, usando el contraste de los vestidos nuevos de ellos con la decadencia de una localización vieja. Enseguida llegamos a un entendimiento y conseguimos un resultado transgresor de lo que es un reportaje de bodas convencional. Aquí os dejo una pequeña muestra del reportaje. Si te gusta, puedes dejar un comentario y como siempre recordaros que en los posts del blog pongo solo una pequeña muestra representativa de todo el trabajo, de las cientos de fotografías que llevan los novios en su reportaje donde no falta ningún momento importante ni las fotos con sus amigos y familiares.

 

Comments

comments